Search

León Rugiente


1 Pedro 5:8-9


Hace unos días, el Espíritu Santo ministraba esta palabra a mi vida. En medio de tanto caos, enfermedades, destrucciones, problemas atmosféricos, de trabajo , de carácter moral, observamos cómo el enemigo ha querido servirse con su “cuchara grande” para quererle arrebatar La Paz y las Bendiciones asignadas para el pueblo de Dios.

Leyendo este versículo, nos damos cuenta que el enemigo no está jugando. Dios nos llama a a ser sobrios y velar. Nos quiere de “cabeza” metidos en la oración y no es una oración cualquiera pues nos exige ejercer una agresividad espiritual (no pasiva) para poder enfrentarnos al mismo infierno.


Cuando el enemigo se atreve a acusarnos o cuando trata de encontrar legalidad en nosotros va ferozmente ante el Padre, va a por todas. Entonces, si dice q está feroz y rugiendo, quién le pone o le pasa la mano en la cabeza a algo así? Por ejemplo, si usted ve un perro 🐕 furioso usted no se le acerca, al contrario se intimida, guarda su mano, protege su cuerpo. El temor le invade, se intimida con lo que ve y pudiera ser (ese perro) un Chihuahua pero usted lo ve grande y que le hará mucho daño.


Así nos quiere tener el enemigo siendo él un chihuahua a la vista de Dios, hace todo lo posible de que nosotros (el pueblo santo del Padre Celestial) lo visualicemos como a un bulldog. Por esta causa, es la urgencia que el Espíritu de Dios tiene en nosotros, a que no seamos pasivos en la oración e intersección día a día. Es un llamado a revestirnos de la Gloria de Dios, de Su Espíritu Santo para enfrentar toda acechanza del infierno. Cuantas veces nos escondemos asustados de que el devorador vendrá a atormentarnos y a no dejarnos dormir.

Recuerdo experiencias pasadas cuando recibía ataques opresivos del infierno y yo estando en mi cama, me tomaba del pecho ejerciendo opresión, sin poder moverme ni hablar hasta que el Espíritu me soltaba la boca para reprenderle con autoridad. !Santo! No había oportunidad para esta malicia de atormentar, tenía que irse. Son peleas que se vencen espiritualmente, si no nos equipamos, en vano entraremos en la batalla pues saldremos totalmente heridos y en ciertas ocaciones, turbados.


Enfatizo en que no podemos comenzar a equiparnos en el campo de batalla, corremos el gran riesgo de ser malamente lastimados, herido, o acabados. No se ha visto un soldado poniéndose las armaduras corriendo detrás del enemigo o enfrentando al enemigo cara a cara para entonces pelear con él.


El soldado ya viene listo, armado y hasta con estrategias para vencerle. Entonces, que hacemos nosotros queriendo ser vestidos d armaduras frente al enemigo en pleno combate? No nos Dara tiempo de protegernos pues de la prisa olvidaremos algo y será por ese hueco que vendrá el azote.


Entonces nos preguntamos cómo se vence, pues se aniquila al enemigo en la preparación de días, de meses, capacitándonos en el Espiritu, buscando las armas espirituales en la intimidad, búsqueda constante de la palabra De Dios.


Por consiguiente, cuando hayan

señales d guerra, ya estaremos por encima d ellos (de los problemas y situaciones). Estaremos ya haciéndoles la emboscada espiritual y será usado como nuestro amortiguador. No te acabará, pues tienes suficientes municiones para exterminarle y salir ileso del lugar. Aleluya..!!!

Es posible que salgas con varios toques y rasguños en tu armadura, pero sin nada que haya podido penetrar en tu fortaleza. !Tu Espíritu está intacto! !Tu victoria está asegurada! !Aleluya! Podemos estar cansados del camino, sedientos, pero aunque la lucha sea ganada, quizás nos deje sin fuerzas pero ese Espíritu bello nos sustentará, alimentará y respirará vida en nosotros y nos alistará nuevamente para la próxima misión.


Constanyemente estamos en preparación. No se espera a estar en medio de la guerra para prepararse. Si vemos la vida del soldado, ellos se están entrenando constantemente con lluvia, nieve, tormenta, frío, o calor. No importa la temporada, ellos siguen entrenándose. Ellos no se levantan a las 10:00 de la mañana ni tampoco se levantan a las tres de la tarde. Están de pie en la madrugada, porqué no seguimos ese ejemplo?


El diablo no para de atacarte porque sea invierno y hace frío o por qué es verano y el sol está muy fuerte. Qué le importa al enemigo los tiempos u horarios. La misión establecida es destruir a los hijos De Dios cueste lo q cueste. Si te recuestas de que hace frío y no puedes ir a entrenar, o hace mucho calor y no entrenas porque estás sudando mucho, no esperes salir de la batalla inmune espiritualmente hablando.


Lamentablemente serás tocado en tu espíritu, serás derribado, pero bueno es Dios que a pesar de nuestra necedad Él nos sacará del campo de batalla en el momento oportuno, vendará nuestras heridas y nos dará otra oportunidad de equiparnos para lo próximo que vendrá detrás. Quedará de nosotros aprender la lección y entrenarnos en la voluntad del Padre... Amen amen amen 🙌🙌🔥🔥🙏🏼🙏🏼

3 views0 comments

Recent Posts

See All

LA DEPRESIÓN

LA DEPRESIÓN ES UN MAL QUE SE HA ACRECENTADO EN ESTE ÚLTIMO TIEMPO, HAY UNA SOCIEDAD EN DESESPERO, TRISTEZA, SOLEDAD, FALTA DE CONFIANZA HACIA OTRAS PERSONAS, HACIA DIOS, ETC. ESTAMOS EN UN MUNDO DON

SANIDAD

Mas Yo haré venir sanidad para ti, y sanare tus heridas, dice Jehova; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda. Jeremías 30:17 En este versículo en Jeremías vem

EL TIEMPO DE HOY

Vemos como este mundo esta teniendo unos cambios muy dramáticos, en cuanto al clima, terremotos, guerras, falta de amor al prójimo etc. Estamos ante una sociedad que a lo bueno llaman malo y a lo malo

 

©2019 by Ministerio de Dios Casa de Luz, Vida y Esperanza inc. Proudly created with Wix.com